MALI

Mali cuenta con una superficie de 1.240.192 km² y tiene un clima cálido y seco, semi tropical en la parte sur del país.

Su capital es Bamako. Nuestra asociación trabaja principalmente en el poblado de Djélibani, cerca de Siby.

Su población alcanza los 19.080.000 habitantes y esta formada por diversas etnias:

(OECD, 2015)

  • Malinké: Los malinkés viven en zonas rurales, pero también se encuentran en la capital Bamako. Entre el siglo XVI y XIX muchos de los esclavos eran de origen malinké. Según estudios recientes, los habitantes de origen africano de Brazil, sur de Estados Unidos y el Caribe tienen ascendencia malinké. La mayoría de ellos eran granjeros pobres, que durante la temporada de lluvias pasaban hambre. Las mujeres malinkés eran quienes hacían el trabajo más físico y cansado como, ocuparse de los campos de arroz, a parte de ocuparse de los hijos. Tienen una gran tradición oral, donde los jelis mantienen vivas las historias del poblado y son acompañadas por el sonido de la kora, instrumento tradicional.

  • Soninké: Se consideran los fundadores del imperio de Ghana (s.VIII), pero cuando se disolvió, se crearon diasporas por Senegal, Mali, Mauritania y Gambia. Se consideran muy buenos comerciantes, conocidos como ‘les colporteurs de l’Afrique Occidentale’. Su cultura fue influenciada por el Islam, aunque aún mantienen un estricto vínculo con su cultura más tradicional.


  • Dogon: Los dogones son famosos por elaborar su propia cosmología y rituales ligada a ella. Sus bailes de máscaras se han convertido en una atracción turística. En los rituales más dramáticos como los funerales, la máscara ofrece un último vistazo del mundo viviente a los espíritus. Cuando la máscara ya se ha usado, se considera que ya no es sagrada y las venden a los turistas. También son conocidos por sus esculturas. Las esculturas dogonas no se realizan para mostrarse en público, y suelen guardarse en las casas, santuarios o mantenerse con el hogon, el líder espiritual en el poblado.

  • Tuareg: Tradicionalmente, los tuaregs han sido pastores nómadas que vivían en el Norte de África. La mayoría de ellos practican el Islam pero también coinciden con prácticas y rituales tradicionales. Las mujeres tuareg no llevan velo, pero el hombre tuareg se cubre la cara, con los ojos al descubierto. La música y la poesía son de gran importancia durante ritos, el cortejo y festivales. Los distintos estilos musicales estan asociados a las clases sociales. En eventos religiosos se tocan canciones de culto.

Curiosidades de algunas etnias :

  • Bambara: La unidad residencial, productiva y política es de carácter patriarcal y patrilocal. El hombre mayor se llama dutigi y vive con su familia extensa. Su arte proviene de diferentes tradiciones artísticas. La escultura Bambara es más compleja que la escultura Dogon, que es más austera y con menos decoración. Cada sociedad tiene sus propias máscaras, crestas y títeres. Las máscaras se usan durante las celebraciones: matrimonios y inauguración de un mercado. Los jóvenes, bailan durante las fiestas y demuestran su aptitud para ganar prestigio pidiendo permiso a los ancianos del poblado.


  • Senoufo: Hablan más de 30 dialectos. Son muy hábiles en la agricultura, cultivan arroz seco, ñame, cacahuetes y mijo en las praderas de su zona. Para que un hombre gane popularidad y prestigio en el poblado, tiene que convertirse en sambali (campeón cultivador). Un sambali es respetado para toda su vida y defiende el honor de su residencia delante de todo el poblado y distrito.


  • Songhai: Los songhai son originales de la región de Dendi, de lo que ahora es el sur de la República de Níger y norte de la República de Benin. Antiguamente eran conocidos por hacer largos trayectos para vender sal y oro. Más adelante se convirtieron en granjeros, pescadores y comerciantes expertos. La mayoría de los songhai practican el Islam y es común entre ellos el divorcio. El hombre inicia la separación de manera formal consultando al imam y proclamándolo tres veces. En cambio, las mujeres inician el divorcio de manera informal dejando al marido, y él lo proclama después que la mujer se haya ido. Todas las celebraciones de los songhai estan llenas de música, danza y poesía. Estas actuaciones eran hechas por los jelis, tanto mujeres como hombres.


  • Fula: Los fulani son un pueblo nómada que aún no se sabe ciertamente su origen. Fueron la primera etnia del oeste de África en adoptar el Islam como religión y extenderlo por la región. Tradicionalmente son pastores nómadas y comerciantes. De los fulani se destaca su belleza y su cuidado. Socialmente, para un africano tener un antepasado fulani suele ser sinónimo de distinción e incluso de prestigio.

La lengua oficial es el francés, aunque solo un 15% lo habla. El 80% de malienses hablan Bambara como su primer o segundo idioma.

Algunas palabras en bambara:

Mali ocupa uno de los últimos puestos (184) en el Índice de Desarrollo Humano (IDH 2019) del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En la década de los 60, la esperanza de vida se situaba a los 28 años. A día de hoy se ha triplicado y se encuentra alrededor de los 60 años de edad.


¿Por qué ha mejorado la esperanza de vida?

  • Mali notificó 43 nacimientos por cada 1.000 habitantes en 2018 (una de las cifras más elevadas en el mundo). Investigadores especulan que la población de Mali se doblará en 2035. Como respuesta el Banco Mundial ha empezado a invertir en infraestructura en las ciudades más importantes de Mali.
  • La mortalidad infantil es muy elevada. Por esta razón, organizaciones como la OMS o UNICEF o la sociedad civil como Casa de Mali hemos empezado a crear iniciativas para mejorar las condiciones sanitarias en las áreas más pobres.
  • La principal causa de muerte en el país es la malaria y el uso de agua no saneada. Diferentes organizaciones internacionales juntamente con el gobierno del país, trabajan para construir pozos y para distribuir medicamentos para erradicar la malaria.
  • La malnutrición también es un problema en Mali. El 80% de la población se basa en la agricultura para subsistir. Organizaciones ayudan a esos granjeros que luchan contra la degradación de la tierra o la falta de acceso a maquinaria.

El 94% de su población es musulmana, el 3% católica y el 3% practica religiones animistas.